• Noticias Finis Terrae
    Noticias Finis Terrae


Unidad de Defensa Comunal de Vitacura, un “consultorio de primer nivel” para los abogados de la Finis Terrae

Más de 500 víctimas de delitos han recibido asesoría legal in situ.

Unidad de Defensa Comunal de Vitacura, un “consultorio de primer nivel” para los abogados de la Finis Terrae

Un año de funcionamiento cumplirá en junio próximo la Unidad de Defensa Comunal de Vitacura, entidad que se creó gracias a un convenio entre la Universidad Finis Terrae y la Ilustre Municipalidad de la comuna, con el objetivo de entregar una defensa inmediata y proactiva a ciudadanos que son víctimas de delitos de mayor connotación social. Ha sido un año de grandes logros y aprendizajes, enfatiza el abogado y profesor Emmanuel Bernales, quien está a cargo de una iniciativa “pionera en su área y que ha llevado a que su modelo sea expuesto en otras universidades de nuestro país, como así también que otras municipalidades se interesen en su implementación”.

El convenio entre ambas instituciones tiene historia: viene desde 1993, cuando se creó lo que antiguamente se denominaba Procuraduría Penal de Vitacura, que después se transformó en la Unidad de Defensa Comunal. A juicio del profesor, lo que más resalta es que se trate de “una clínica jurídica con funcionamiento las 24 horas del día, los 7 días de la semana y los 365 días del año, a través de su unidad de abogados flagrantes, permitiendo que el alumno tenga una aproximación directa con las diversas etapas del proceso penal, las que sin duda constituyen un sello diferenciador para su calidad de egresados de nuestra Facultad desde la perspectiva del derecho penal y procesal penal”.

Desde el inicio de sus operaciones en 2016 hasta la tercera semana de Marzo de 2017, la unidad ya ha asesorado -en el lugar mismo de ocurrencia de un ilícito- a 539 víctimas de los llamados “delitos de mayor connotación social”. Además, se han interpuesto más de un centenar de querellas criminales por diversos delitos, siendo los más comunes el robo con fuerza en lugar habitado y el robo con intimidación. “Son dos tipos penales que nuestro ordenamiento jurídico sanciona con las más altas penalidades, lo que en la práctica se traduce que en un alto porcentaje el imputado detenido y formalizado por la comisión de alguno de estos dos delitos, quede sujeto a la medida cautelar de prisión preventiva”, detalla el profesor Bernales. Ello explica el 95% de efectividad que tienen en la aplicación de la medida cautelar más intensa.

Pero no ha sido fácil la tarea de posicionar en la comunidad el trabajo de la Unidad de Defensa Comunal de Vitacura, ya que inicialmente “los vecinos desconocían el programa, su composición, alcance y objetivos, pero esto ha ido modificandose paulatinamente a través de la visibilización de resultados obtenidos”, aclara Emmanuel Bernales. El propio municipio, a través de su Dirección de Comunicaciones y Prensa, ha trabajado arduamente para que se conozca la Unidad donde “todos los vecinos de Vitacura -incluida su población flotante- pueden recibir asesoría y representación jurídica gratuita cuando son víctimas de un delito. Esta asistencia y representación legal se le entrega a la víctima desde los primeros minutos post comisión de un delito, a través de abogados expertos en derecho penal y procesal penal”.

El académico a cargo del proyecto reconoce además la importancia de “posicionar en el sistema procesal penal el ejercicio y defensa de los derechos de la víctima (…) y uno de los motivos históricos se funda en la confusión que existe al relacionar a la Fiscalía de Chile como representante de los intereses y derechos de ésta, siendo esto un error. Por ende, la gran dificultad y a su vez el gran desafío ha sido potenciar el rol o la figura del querellante en el actual proceso penal, cuestión que a casi ya un año de funcionamiento comienza a evidenciar solidos resultados”.

Para el docente de la Facultad de Derecho, ambas instituciones -la Universidad y la Municipalidad- se han visto beneficiadas de forma importante con el convenio materializado, ya que “Vitacura satisface una necesidad en materia de seguridad ciudadana que no provee ninguna de las instituciones relacionadas con el proceso penal, es decir, la figura del abogado de la víctima o abogado querellante (…) y pone así la excelencia del mundo académico al servicio de la comunidad”. Y la Universidad, por su parte, “recibe la oportunidad de que sus alumnos realicen su clínica jurídica penal en un consultorio de primer nivel, permitiéndoles ejercitar todas las competencias y habilidades adquiridas durante sus estudios y aprender con casos reales las altas exigencias que demanda el ejercicio de la profesión”.

Los abogados titulados en la Finis Terrae que trabajan en la Unidad de Defensa Comunal de Vitacura destacan -según Bernales- por su compromiso ético, sus sólidos conocimientos jurídicos y su marcado perfil valórico. “A casi ya un año de funcionamiento el convenio se puede evaluar como exitoso, porque ha permitido que la Facultad de Derecho se constituya en un real aporte para nuestra sociedad, a través de innovadores proyectos como éste”, reflexiona.


Publicado el:

Miércoles, 22 Marzo 2017


Publicado en:

Derecho