• Noticias Finis Terrae
    Noticias Finis Terrae


Reflexionan sobre problemáticas actuales del Derecho Ambiental en Seminario de la Universidad Finis Terrae

El coordinador de la Fiscalía de Medio Ambiente y Urbanismo de España, Antonio Vercher, explicó cómo la Unión Europea ha evolucionado en su forma de enfrentar el tema.

Reflexionan sobre problemáticas actuales del Derecho Ambiental en Seminario de la Universidad Finis Terrae

Con la presencia internacional del destacado abogado Antonio Vercher Noguera, coordinador de la Fiscalía de Medio Ambiente y Urbanismo de España, se desarrolló el Seminario “Poblemáticas actuales en materia de Derecho Penal del Medio Ambiente”, un evento que fue organizado por la Facultad de Derecho de la Universidad Finis Terrae.

El Fiscal del Ministerio Público especializado en Delitos Ambientales, Heriberto Reyes Carrasco, y el profesor del Magíster en Derecho Minero y Aguas, Pablo Ortiz Chamorro, también participaron en la actividad que fue moderada por el profesor Rodrigo Ríos Álvarez, director del Centro de Derecho Penal y Derecho Procesal Penal Comparado, Cesare Beccaria.

El decano de Derecho de la Universidad, Miguel Schweitzer, valoró la posibilidad de reflexionar con invitados extranjeros sobre una materia que es de suma importancia para la Facultad que él encabeza. “Hace años que empezamos a incursionar en el postgrado porque estamos absolutamente convencidos de que el sello que debiera tener la Universidad Finis Terrae -y en especial su Escuela de Derecho- es la protección del medio ambiente, conjugando el desarrollo sustentable con el respeto por las comunidades”, dijo.

EUROPA Y EL MEDIO AMBIENTE

En su ponencia, el fiscal Antonio Vercher hizo un recorrido por los cambios legales e institucionales que ha enfrentado Europa en las últimas décadas, para explicar cómo ha ido ganando importancia la preocupación por los temas medioambientales. Explicó que en los años 70, cuando surge el concepto de “pesimismo ecológico”, el mercado común europeo tuvo que empezar a avocarse a una senda que no era sólo la económica.

Fue así como los países del viejo continente tomaron consciencia de que esos problemas también debían abordarse desde un prisma comunitario. “El año 1972 es un año mágico, ese es el año de la Conferencia de Estocolmo de las Naciones Unidas, donde se empieza a perfilar el concepto de desarrollo sostenible que comenzó a usar la señora (Gro Harlem) Brundtland -que después se transformó en Presidenta de Noruega- y que constituye uno de los aspectos esenciales para el mantenimiento ambiental de la actualidad”, expuso el Doctor en Derecho.

Luego, cada país miembro de la UE ha tenido que hacer lo propio por ajustar sus normativas internas. “El panorama penal ambiental español, por ejemplo, viene definido por las conductas delictivas que España en su momento creó, cuando legisló por primera vez en 1973”, aclaró Antonio Vercher. Ese fue el momento en que se tipificaron delitos como el tráfico de redisuos, el tráfico de sustancias que afecten la capa de ozono o la fabricación de sustancias peligrosas no respetando los protocolos adecuados, entre otros cambios legales.

FISCALES VERDES EN CHILE

Chile es uno de los países del mundo con más conflictos ambientales por habitantes, según lo estableció este año un análisis del Consejo Nacional de Innovación para el Desarrollo, Cnid, organismo asesor de la Presidencia que, entre otras funciones, identifica los principales obstáculos para el desarrollo del país. Según el informe, en total son 46 las controversias de esta índole que se registran a nivel nacional.

Pero hasta hace pocos años en el país no había fiscales especializados en investigar delitos de esa naturaleza, explica Heriberto Reyes, por lo tanto él y otros persecutores en su momento se hicieron la pregunta “¿Y qué tal si le vendemos al Fiscal Nacional la idea de tener fiscales verdes? Siendo Chile un país en que si ni siquiera había delitos ambientales, ni un ministerio del medio ambiente, imagínate la presión que sería para otros organismos que hubiera fiscales verdes sentados y que no tuviéramos un solo artículo para trabajar en el Código”.

“Alguna consciencia se movilizará -pensó el fiscal Reyes- y así pasó, porque al entonces Fiscal Nacional, Sabas Chahuan, le interesó la idea y así empezamos a hacernos cargo de causas con diversas problemáticas ambientales”, entre ellos delitos relacionados con refinerías de petróleo, faenas mineras o valles vitivinícolas, entre otras actividades económicas, según la zona del país.

Hoy los insumos penales para perseguir este tipo de delitos siguen siendo escasos, explica el también Fiscal del mediático Caso ADN, “y en su momento nos dimos cuenta que no teníamos normas penales que hubiesen sido específicamente diseñadas para enfrentar estos problemas, con muy poquitas normas penales tenemos que arreglarnos”, entre ellas el Artículo Nº291 del Código Penal, algunas normas de Ley de Pesca o las que regulan la tala de bosques, por nombrar algunas.

Finalmente, el abogado y profesor de las universidades Finis Terrae y Alberto Hurtado, Pablo Ortiz, pronunció su ponencia llamada “Necesidad de establecer una definición legislativa en materia penal ambiental” donde expuso la importancia de tutelar al medio ambiente desde la perspectiva legal, más específicamente desde el ámbito del Derecho Penal.

“Cuando en nuestros hogares podemos verificar que el clima está cambiando ahora, esto deja de ser un problema sólo de las futuras generaciones. Tiene que ver con la vida cotidiana de cada uno de nosotros y la toma de consciencia tiene que implicar un cambio en las propias conductas de cada individuo”, argumentó el académico., nos damos cuenya que


Publicado el:

Viernes, 11 Agosto 2017