• Egresados

    Egresados

Tips para enfrentar una entrevista de trabajo

La entrevista de trabajo es la oportunidad donde podrás demostrarle a la empresa que eres el candidato idóneo para ocupar la vacante de empleo que están buscando, de ahí la importancia de prepararse adecuadamente y no dejar nada al azar.

En esta instancia, el reclutador analiza el perfil personal del postulante, su capacidad profesional, sus habilidades y competencias para el cargo, la compatibilidad con la empresa y su motivación por el puesto.

Por eso tiene tanta importancia lo que dices y lo que no. Los gestos, el tono y la forma, a menudo, expresan incluso más que el propio mensaje. Para ello, antes de acudir a la entrevista de trabajo debes prepararte muy bien. A continuación, Trabajando.com entrega algunos tips que pueden ser útiles:

  • Conócete a ti mismo. Analiza tu CV, reflexiona y extrae conclusiones sobre tu educación, y experiencia, y cómo las puedes aplicar al puesto solicitado. Prepara una serie de argumentos breves y precisos para defender tus puntos débiles.

  • Planificación. Realiza una búsqueda anticipada de la dirección donde se encuentra la empresa e infórmate sobre cómo llegar. Debes estar preparado para no ser sorprendido por alguna eventualidad.

  • Infórmate sobre la empresa. Cuenta con una noción general de la empresa, su visión, misión, áreas en las que se desempeñan, productos que comercializan y proyectos en los que puedan verse involucrados.

  • Imagen/Apariencia. Tienes que sentirte cómodo/a con tu aspecto físico y con la ropa que te has puesto. Elige tu vestuario un día antes, te ayudará a ganar tiempo y a visualizar imprevistos con anterioridad. Recuerda no sobrecargar vestimenta, maquillaje ni perfume.

  • Confirmar. Si te citan por escrito, contáctate por teléfono o e-mail para confirmar tu asistencia. Si te atrasas por cualquier motivo, debes contactarte con la empresa y justificar el retraso o la inasistencia con argumentos sólidos y justificables.

  • Puntualidad. Acude a la entrevista con 10 minutos de antelación, de esta forma tendrás tiempo para serenarte, y causar una impresión de persona responsable y previsora.

  • No fumar ni masticar chicle. Fumar, además de que puede estar prohibido, denota dependencia, nerviosismo y poco control de tus emociones. Comer, por ningún motivo.

  • El encuentro. Una vez hayas entrado al lugar de la cita, espera a que el reclutador te extienda su mano y te invite a tomar asiento. Procura dejar tus pertenencias a un lado, es importante que no perturben la conversación e invadan el espacio visual y físico del entrevistador.

  • No interrumpir. Esto es una falta de respeto. Siempre debes esperar que el interlocutor termine de expresar una idea antes de contestar, ya que ellos harán lo mismo contigo.

  • Recordar, mencionar y relacionar experiencias laborales. Puede que los entrevistadores mencionen algunas características que buscan en el candidato. Cuando ocurra, es bueno mencionar experiencias laborales pasadas donde hayas resaltado o cultivado esa cualidad.

  • Expresar ambiciones y proyectos. Expresa tu deseo de crecimiento y mejoramiento continuo, algo que las empresas buscan mucho, sobre todo si tus proyectos van relacionados con el área en el que te desempeñarás en este trabajo.